Noticias destacadas

En diez años, el acceso a la educación superior de las personas más pobres creció en un 101%

Febrero 7, 2017 | por admin
En diez años, el acceso a la educación superior de las personas más pobres creció en un 101%
Actualidad
1

El mandatario ecuatoriano, Rafael Correa, repudió este martes las propuestas demagógicas en materia de educación esbozadas por los candidatos a la Presidencia de Ecuador y los calificó de irresponsables por jugar “con la esperanza de los jóvenes”.

Durante la inauguración del Instituto Tecnológico Superior Luis Arboleda Martínez – Extensión Jaramijó, obra ejecutada en cuatro meses como parte del plan reconstruyo; el mandatario recordó que con el libre ingreso a la universidad, entre 1998-2006, la matrícula de los jóvenes más pobres disminuyó en 15% porque ingresaban los que alcanzaban a un cupo luego de días de hacer filas o porque tenían dinero o palancas.

En cambio, durante la gestión del denominado gobierno de la Revolución Ciudadana, el acceso a la educación superior, con un sistema de “meritocracia”, creció en 11 puntos. Actualmente existen más de 260.000 nuevos jóvenes matriculados. Entre 2006 y 2014 esta cifra subió de 443.509 a 703.806, lo que implica que la tasa bruta de matriculados pasó de 28% al 39% en ese período.

“Tenemos más de 700 mil jóvenes estudiando pero de acuerdo con estos señores (en referencia a los candidatos) se han quedado sin estudiar 500 mil estudiantes”, anotó al enfatizar en que de los alumnos ingresados en la última década, 26.600 pertenecen a las familias beneficiarias del Bono de Desarrollo Humano. “No solo se ha mejorado el acceso, se ha hecho justicia y se han reducido brechas”, indicó el mandatario.

Estos alumnos obtuvieron una beca inicial de media remuneración unificada y, luego de un año accedieron a una beca completa. Así, el 70% de los jóvenes constituyen la primera generación de sus familias que acceden a la una universidad.

De acuerdo con datos de la Secretaría de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación (Senescyt), en los últimos años, la población más pobre duplicó su matrícula y creció en 101%.

Dijo que el libre acceso es inviable, además, porque atenta contra la calidad. “No es lo mismo tener un aula de 30 personas que una de 200 y peor aún de los alumnos que lograban ingresar, muy pocos llegaban a culminar la carrera porque no eligieron bien”, sostuvo al señalar que el sistema de ingreso a la educación superior es riguroso pero a la vez más justo y democrático.

El presidente también hizo hincapié en el desarrollo logrado en la educación superior técnica y tecnológica con la implementación del programa de reconversión. Actualmente en el país existen 83.000 alumnos matriculados, es decir un 12,4% de incremento. De ellos, 34.000 están en 138 institutos que ofertan 453 carreras y cuentan con 2.000 docentes. Frente a los estudiantes existentes antes de este gobierno, representan un crecimiento del 28%.

El programa de Reconversión de la Educación Técnica y Tecnológica, que empezó en 2013 con una inversión de 261 millones de dólares hasta 2021; proyecta que incrementar el número de alumnos a 53.000, lo que permite llegar a la meta del 20% que es el promedio de los países industrializados.

Este martes, el presidente inauguró el Instituto Tecnológico Superior Luis Arboleda Martínez en la población de Jaramijó, una de las más afectadas por el terremoto de 7,8 grados de magnitud ocurrido en abril del año pasado.

Esta obra fue construida con los recursos provenientes de la Ley de Solidaridad que fue aprobado por la Asamblea Ecuatoriana para recabar fondos destinados a la reconstrucción y reactivación productiva. La inversión asciende a 4,2 millones de dólares.

El denominado Instituto del Mar, es el más modero de América Latina y cuenta con laboratorios para las carreras de acuacultura, procesamiento de alimentos, y refrigeración y aire acondicionado. Además que los alumnos de este instituto, según un pedido realizado al Consejo de Educación Superior, podrán continuar sus estudios de tercer y cuarto nivel.

Parece un sueño ver que tenemos los equipos que existen en el mundo desarrollado.  Estas obras deben agradecerse al pueblo. Nosotros, junto al pueblo, dijimos basta y tomamos nuestro destino en nuestras manos, no en manos de unas cuántas élites que creen que la educación, salud y universidad es mercancía”, expresó el jefe de Estado.

En este sentido, el presidente destacó la característica práctica de la educación técnica y tecnológica por lo que rechazó la posición de la candidata por el Partido Social Cristino (PSC), Cinthya Viteri, quien ofrece crear carretas técnicas a distancia.

“Es lo más absurdo, hay que decirle a esta señora que la educación técnica es práctica, no se puede hacer la disección de una larva a distancia. Tiene que ser educación presencial”, enfatizó al recordar que esta candidata, quien también se desempeña como asambleísta, votó en contra de la Ley de Solidaridad.

El presidente ecuatoriano, quien concluye su gestión en mayo próximo, reprochó también las ofertas de eliminar la Senescyt. Y recordó que a través de esta entidad se han hecho acuerdos con más de 60 con sectores empresariales para otorgar la dualidad a la carrera, es decir aprender haciendo.

“Ellos (los candidatos), no saben lo que dicen. En nuestro gabinete la mayoría viene de la academia y sabemos lo que estamos haciendo. Los países se desarrollan con talento humano y esos hemos sembrado en estos diez años de revolución y eso debemos seguir sembrando”, afirmó.

El titular de la Senescyt, René Ramírez, también desvirtuó las propuestas de los postulantes al sillón presidencial. Dijo que el libre ingreso es una mentira y advirtió que el programa del gobierno es llegar en 2021 a un millón de estudiantes a una universidad de calidad.

De acuerdo con datos de la entidad, antes de este gobierno, el 23% de los profesores tenían educación de cuarto nivel, mientras que ahora el 75% y para 2017 se prevé llegar al 90% de maestros con postgrados, maestrías, especialidades o doctorados.

Sobre la eliminación de la Senescyt, planteada por el candidato por CREO; Guillermo Lasso, explicó que en el fondo lo que se está proponiendo es la eliminación de becas y el pago de profesores de los  institutos técnicos y tecnológicos. “Dice que va dar becas con el restante, es decir que va dar 64 becas cuando el gobierno ha otorgado 20.000 para estudiar en las mejores universidades del mundo”, apuntó.

Ecuador invierte 2 millones de dólares anuales en educación superior, el 2% de su Producto Interno Bruto (PIB) en educación, un promedio que lo ubica sobre los países desarrollados que invierten el 1,8% en promedio.

Fuente: ANDES

One Comment

  1. Jose Blandon says:

    ESTAMOS CON LA REVOLUCION CIUDADANA
    MI APOYO INCONDICIONAL PARA LA LISTA 35
    POR TODO LO QUE HA HECHO Y KIEREN SEGUIR HACIENDO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *